Panecillos rellenos

Hoy traigo una idea buena no, BUENÍÍÍÍÍSIMA que saqué del blog La Receta de la Felicidad. Igual puede parecer un poco complicado, porque tienes que vaciar el panecillo, pero nada de eso. Es fácil y sencilla a más no poder y dan ganas de repetir.
INGREDIENTES:
1 Panecillo
1 Huevo
Un quesito triangular tipo El Caserío
Un poco de jamón york
Un poco de espinacas
Sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN:
1.Poner el horno a precalentar a 170-180ºC.
2.Cortar por los cortes del panecillo y con los dedos ir sacando toda la moya del pan y dejando la corteza.
3.Una vez que tenemos sacada la mayor cantidad de moya posible, preparamos el relleno.
4.Cogemos un bol y echamos el huevo y lo batimos. A continuación echamos el queso, el jamón york, las espinacas BIEN lavadas y mezclamos bien. Salpimentamos al gusto.

5.Ponemos un poco de papel de aluminio envolviendo el pan, para evitar que se tueste demasiado. Rellenamos con la mezcla y al horno.
6.Horneamos unos 20 minutos, hasta que pinchemos y la mezcla salga seca. El pan se pondrá dorado y crecerá un poco.
7.Lo sacamos, le quitamos el papel de aluminio y lo dejamos enfriar un poco antes de cortarlo y servirlo.

Espero que os animéis todos y todas a preparar esta receta ya que ha quedado bien claro el nivel de dificultad que tiene…NINGUNO. Así que no hay excusa que valga para no intentarla. Además, tampoco sirve como excusa el presupuesto, porque un poco de jamón york, queso y un panecillo se lo puede comprar cualquiera e incluso podéis echar atún, champiñones, brócoli… darle la variación que queráis, o por decirlo de otra manera, hacerlo con lo que os vaya quedando por el frigorífico y queráis apurar :D.

Torrijas


Bueno bueno bueno…ya era hora de que pusiera algún postre.
Hoy traigo uno de mis favoritos y con diferencia, ya no solo por su sabor, si no porque es una de las cosas más ricas y más baratas que se puede preparar. Está rico tanto caliente como frío, pero a mi me vuelve loca cuando está recién hecho y es que así está melosico melosico…¡un gustazo! Pocas cosas saben tan ricas y son tan baratas.

INGREDIENTES:
Una barra de pan
Leche a temperatura ambiente (si la leche está caliente se deshará el pan)
Azúcar
Canela
Huevo (Por cada huevo salen unas ocho porciones, dependiendo del tamaño)
Aceite

PREPARACIÓN:
1.Cogemos la barra y la partimos horizontalmente de una vez y luego verticalmente en porciones de unos 3-4 dedos.
2.En un plato echamos la leche con un poquito de azúcar y canela y removemos (Para que el azúcar se disuelva mejor lo que hago es calentar un poquito de leche en el micro y disuelvo en esa leche el azúcar). En otro plato batimos el huevo. Preparamos también otro plato con azúcar y canela ¡¡ESTE PLATO SIN LECHE!! y otro con papel de cocina para que absorba el aceite.
3.Una vez que tenemos los platos preparados, ponemos en la sartén aceite a calentar. Vamos empapando el pan en la leche, tiene que ponerse blandito porque la gracia de esta receta es que el pan esté blandito y no esté seco, pero tenemos que llevar cuidado porque si se empapa demasiado se nos puede romper, pero no perder la cabeza, ya le iréis pillando el truco…que Roma no se construyó en un dia. Luego lo pasamos por el huevo y cuando el aceite esté listo vamos echando el pan.
4.Cuando esté frito, lo sacamos y lo ponemos en el plato que preparamos con el papel para que empape el aceite. Entonces, mientras aún está caliente y para que se adhiera mejor, pasamos el pan por el plato que te tenemos con el azúcar y la canela y ya dejamos enfriar en un plato.