Noodles con pollo y verduras

Hoy traigo una rica receta de noodles con pechuga de pollo y verduras. La verdad es que el sabor es más que parecido a los noodles que he probado en los take-away de Irlanda o a los que podéis probar en cualquier restaurante chino en España. Quedaron muy ricos y a mi madre le encantaron, y eso que al principio no la veía yo muy convencida cuando me veía cocinar.

INGREDIENTES: (Para tres personas)
1/2 pimiento verde italiano
1 zanahoria
3 cebollas pequeñas
1/2 calabacín
100 gr. de brotes de soja
2 paquetes de noodles sabor pollo de Maggi
1 pechuga de pollo (unos 200 gramos)
2 cucharadas de salsa de soja (yo utilicé Heinz)
2 cucharadas de aceite de girasol
1 vaso de agua (250-300 ml)

PREPARACIÓN:
1.Cortamos todas las verduras y el pollo en tiras finitas.
2.En una sartén grande o en un wok echamos el aceite y cuando empiece a humear echamos las verduras menos los brotes de soja. Removemos bien hasta que se doren.
3.Echamos los brotes de soja y la salsa de soja en la sartén. Removemos para juntar los sabores. Cuando la salsa se haya evaporado y los brotes hayan perdido su color blanco lo apartamos del fuego y lo reservamos en un recipiente y tapamos.
4.En la misma sartén freimos las tiras de pollo y reservamos con las verduras.
5.En la sartén ponemos el agua caliente (se puede hacer en el micro o echarla del tiempo a la sartén o wok y calentar). Cuando empiece a hervir, echamos los noodles y el sobre de especias que lleva. Cocemos los noodles.
6.Cuando los noodles estén listos, echamos las verduras y el pollo y removemos para que se junten. Si no queremos mezclarlo en la sartén, cuando los noodles estén listos podemos echarlos en los boles y encima echar las verduras y el pollo.
7.Servirlo bien calentito en un bol y a degustarlo con palillos para los más atrevidos 🙂

Qué puedo decir de estos noodles… ¡Son la cosa más rica que hay en este mundo! Un sabor delicioso, huelen superbien y nos quedamos bien comidas. Igual para cuatro pondría un poco más de verduras pero no más noodles, pues para tres me pareció que habían muchos, pero no me iba a poner a partir el bloque así que nada. A la próxima vez engatuso a mi padre para que los pruebe 😀

Calzone


A la rica rica rica calzone de estudiante con pocos recursos en el extranjero 😀
El fin de semana pasado no se nos ocurrió otra cosa que probar a hacer una calzone. La verdad es que salió bastante rica. Estábamos un poco perras y no teníamos suficiente harina, así que optamos por usar los polvos que teníamos para hacer masa de pizza, esos que tan sólo tienes que añadir agua. Pero bueno, os dejo también la receta con la que suelo hacer la masa para pizza (Sé que hicimos trampa y no es lo mismo, pero bueno, algo es algo).

INGREDIENTES:
Para la masa:
120cc de agua.
200 gr de harina.
Un poco de levadura de panadería.

Para el relleno:
6 lonchas de jamón de york.
Una lata pequeña de atún en conversa (Recordad escurrirlo bien!!)
100 gr de tomate triturado.
2 lonchas de queso a tiras.
Un par de tomatitos cherry.
Orégano y sal al gusto.

PREPARACIÓN:
1.Calentamos un poco el agua, pero sin que llegue a hervir. Cuando esté caliente, la echamos en un bol junto con la harina y la levadura y removemos.
2.Cuando la masa esté lista, en una superficie (que hayamos limpiado previamente) echaremos un poco de harina y la masa y empezaremos a darle forma. Yo se la dí de una especie de cuadrado/rectángulo.
3.Una vez que esté extendida la masa, podemos hacerle los cortes (como se ve en la imagen) para luego cruzarlos por encima para cerrar la pizza, si no los hacemos, lo suyo sería echar el relleno más bien en un lado para luego poder cerrar, como si hiciéramos una empanada.

4.Echamos el tomate, el atún escurrido, el jamón york cortado en cuadraditos, los tomates cherrys cortados por la mitad y el queso echo tiras. Echamos orégano y sal al gusto. Cerramos la pizza.
5.Horneamos durante 20 minutos a unos 180ºC o hasta que veamos que la masa está dorada.
6.Sacamos del horno y dejamos que se enfríe un poquito. ¡Servir y comer!

Yo supongo que al igual que las pizzas, la calzone al día siguiente está más rica…sobre todo si te la comes en el desayuno 😀 . Pero la verdad, no puedo opinar, pues tal cual se templó, nos la comimos y no sobró nada de nada. A la próxima vez haremos más y a ver si sobra algo para el desayuno de el día siguiente (Por lo menos tendremos que intentarlo, señorita Tovar)

Panecillos rellenos

Hoy traigo una idea buena no, BUENÍÍÍÍÍSIMA que saqué del blog La Receta de la Felicidad. Igual puede parecer un poco complicado, porque tienes que vaciar el panecillo, pero nada de eso. Es fácil y sencilla a más no poder y dan ganas de repetir.
INGREDIENTES:
1 Panecillo
1 Huevo
Un quesito triangular tipo El Caserío
Un poco de jamón york
Un poco de espinacas
Sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN:
1.Poner el horno a precalentar a 170-180ºC.
2.Cortar por los cortes del panecillo y con los dedos ir sacando toda la moya del pan y dejando la corteza.
3.Una vez que tenemos sacada la mayor cantidad de moya posible, preparamos el relleno.
4.Cogemos un bol y echamos el huevo y lo batimos. A continuación echamos el queso, el jamón york, las espinacas BIEN lavadas y mezclamos bien. Salpimentamos al gusto.

5.Ponemos un poco de papel de aluminio envolviendo el pan, para evitar que se tueste demasiado. Rellenamos con la mezcla y al horno.
6.Horneamos unos 20 minutos, hasta que pinchemos y la mezcla salga seca. El pan se pondrá dorado y crecerá un poco.
7.Lo sacamos, le quitamos el papel de aluminio y lo dejamos enfriar un poco antes de cortarlo y servirlo.

Espero que os animéis todos y todas a preparar esta receta ya que ha quedado bien claro el nivel de dificultad que tiene…NINGUNO. Así que no hay excusa que valga para no intentarla. Además, tampoco sirve como excusa el presupuesto, porque un poco de jamón york, queso y un panecillo se lo puede comprar cualquiera e incluso podéis echar atún, champiñones, brócoli… darle la variación que queráis, o por decirlo de otra manera, hacerlo con lo que os vaya quedando por el frigorífico y queráis apurar :D.

Torrijas


Bueno bueno bueno…ya era hora de que pusiera algún postre.
Hoy traigo uno de mis favoritos y con diferencia, ya no solo por su sabor, si no porque es una de las cosas más ricas y más baratas que se puede preparar. Está rico tanto caliente como frío, pero a mi me vuelve loca cuando está recién hecho y es que así está melosico melosico…¡un gustazo! Pocas cosas saben tan ricas y son tan baratas.

INGREDIENTES:
Una barra de pan
Leche a temperatura ambiente (si la leche está caliente se deshará el pan)
Azúcar
Canela
Huevo (Por cada huevo salen unas ocho porciones, dependiendo del tamaño)
Aceite

PREPARACIÓN:
1.Cogemos la barra y la partimos horizontalmente de una vez y luego verticalmente en porciones de unos 3-4 dedos.
2.En un plato echamos la leche con un poquito de azúcar y canela y removemos (Para que el azúcar se disuelva mejor lo que hago es calentar un poquito de leche en el micro y disuelvo en esa leche el azúcar). En otro plato batimos el huevo. Preparamos también otro plato con azúcar y canela ¡¡ESTE PLATO SIN LECHE!! y otro con papel de cocina para que absorba el aceite.
3.Una vez que tenemos los platos preparados, ponemos en la sartén aceite a calentar. Vamos empapando el pan en la leche, tiene que ponerse blandito porque la gracia de esta receta es que el pan esté blandito y no esté seco, pero tenemos que llevar cuidado porque si se empapa demasiado se nos puede romper, pero no perder la cabeza, ya le iréis pillando el truco…que Roma no se construyó en un dia. Luego lo pasamos por el huevo y cuando el aceite esté listo vamos echando el pan.
4.Cuando esté frito, lo sacamos y lo ponemos en el plato que preparamos con el papel para que empape el aceite. Entonces, mientras aún está caliente y para que se adhiera mejor, pasamos el pan por el plato que te tenemos con el azúcar y la canela y ya dejamos enfriar en un plato.

Bocadillo al estilo Alberique


Hoy traigo esta “receta” (si se le puede llamar así) de un bocata que triunfa, digo T-R-I-U-N-F-A, en mi casa tanto a la hora de comer como a la de cenar 🙂
Es más que sencillo de hacer, en unos minutos está listo y no necesitas ser un genio de la cocina ni un presupuesto de cheff para poder preparlo y que quede de rechupete.

INGREDIENTES (PARA UNA PERSONA):
Pan de barra (a mí para esta receta me gusta más el pan estilo chapata)
Filetes de lomo sin hueso (yo echo uno o dos por persona, dependiendo del tamaño, de si comeré algo más o no)
Aceite y sal
Para el moje: Ajo, sal, perejil, tomate y aceite.

PREPARACIÓN:
1.Ponemos aceite a calentar en una sartén y limpiamos la carne. Cuando el aceite esté listo, echamos el lomo y lo freímos. Para los que le gusten que esté saladito, le podemos echar sal a la carne, pero recordar que el moje también llevará sal. Cuando esté frito el lomo, lo apartamos y nos ponemos a hacer el moje.
2.Para el moje, necesitamos un mortero. Fileteamos el ajo y el perejil y lo echamos al mortero. Echamos la sal y machacamos. Cuando esté bien machacado, le echamos el tomate y el aceite y removemos bien.
3.Cogemos el pan y lo untamos con la salsa. Ponemos el lomo… y ¡Listo!

Qué puedo decir de este bocata… que está maravilloso, que es magnífico, que se prepara en un suspiro y que se hace con poquita cosa. A mi me encanta que tenga el sabor bien fuerte de ajo… pero a nadie más en mi casa le gusta, así que casi siempre va suavecillo de ajo, pero un día haré un motín y llevará mucho ajo 😀 .

Sopa de cebolla


INGREDIENTES (PARA DOS PERSONAS):
1 cebolla grande
Un par de ajos
Una cucharada de harina (o más si lo queremos espeso)
Una cucharada de aceite de oliva y una cucharada pequeña de mantequilla
Sal y pimienta
Pan tostado
Caldo de pollo o de verduras

PREPARACIÓN:
1.Ponemos a calentar en una olla el aceite con la mantequilla a fuego lento hasta que se derrita. Mientas lavamos los ajos y la cebolla y cortamos en juliana. Una vez que la mantequilla se haya derretido y se haya mezclado con el aceite de oliva, añadimos la cebolla y los ajos.
2.Añadimos sal para que sude la cebolla y tapamos a ser posible. Dejamos que se haga a fuego lento durante unos 20-25 minutos. Le damos vueltas de vez en cuando con una cuchara para que no se nos vaya a dorar la cebolla, tiene que salir hecha pero blanquita.
3.Una vez esté hecha, añadimos la harina y removemos para que empape bien. Añadimos el caldo y removemos hasta que se haya desecho la harina y no queden grumos. Salpimentamos al gusto y dejamos que se haga a media potencia.
4.Cuando empiece a hervir, lo dejamos unos 15 minutos más. Lo servimos con un poco de pan tostado o picatostes. Si nos gusta que esté fuerte de sabor, el pan se puede restregar con un poco de ajo o de cebolla.

SÉ QUE ESTA VERSIÓN ES LA ABREVIADA, la hice así porque llevaba prisa (como siempre) y hasta aquí igualmente me quedo muy rica…pero si tienes más tiempo del que yo suelo tener…aquí tienes los pasos para seguir preparándola.

5.Una vez que esta la sopa lista, la echamos en una bandeja del horno, le ponemos las tostadas y le echamos por encima queso rallado. Metemos al horno hasta que se dore el queso…¡Y ya está lista nuestra sopa de cebolla!

La verdad que es una receta muy sencilla y no hace falta ser un gran cocinero para poder preparar y cocinar los ingredientes. También es bastante baratilla y queda muy rica. Si no tienes caldo de verduras o de pollo, lo que yo hago es echarle cubitos de pollo o verdura, porque estudiante que soy y viviendo lejos de casa…pues comprar un pollo entero para hervirlo y demás es un rollo y así me sale la receta aún más barata 😀 y el pan tostado lo saco del pan duro que me va quedando, lo corto y lo meto al horno unos minutejos…y así ni si quiera tiro el pan que se queda duro porque por arte de magia lo transformo en tostadas.

Macarrones con verduras y paté


INGREDIENTES: (Para una persona)

70gr de macarrones

¼ de cebolla

90gr de verdura en bote (el mío era de guisantes y zanahorias)

Una cucharada de paté

Un poco de salsa de tomate para macarrones (utilizando esta salsa, no nos hará falta echar especias, pero si usamos tomate normal lo que yo hago es echarle sal y pimienta negra).

PREPARACIÓN:

1.Hervir la pasta como estemos acostumbrados a hacerlo o como lo ponga en el paquete de la pasta.

2.Cuando esté hervida, la escurrimos y le echamos un chorrito de aceite de oliva y reservamos.

3.Echamos en la sartén las verduras y freímos un poco (como mi bote de verduras solo necesita que se calienten y la cebolla me gusta que esté poco echa, con dos vueltas lo doy por listo). Echamos el tomate y removemos. Pasados unos minutos, echamos el paté y removemos bien para que se queden bien mezclados los sabores.

4.Probamos de sabor y podemos añadir sal o pimienta, o cualquier especia que nos guste. Cuando veamos que se ha consumido un poco, echamos la pasta y le damos un par de vueltas y ¡ya esta listo!

Este plato la verdad es que me encanta y surgió a base de querer apurar muchas cosas que tenía empezadas. El toque del paté está más que bien porque le da un saborcillo a carne y hace que la salsa quede más que deliciosa. Tengo que confesar que al principio no pensé que fuera a casarle el paté…pero me sentí creativa y se lo eché y la verdad es que fue todo un éxito. Mis compañeras de piso se quedaron anonadadas de ver lo rico que estaba y lo sencillo, rápido y fácil que fue de hacer (algo que todo estudiante busca cuando se pone a cocinar, y aún mas si está de Erasmus lejos de su casa).